Inversiones inmobiliarias: el mayor ahorro para tu capital

Inversiones inmobiliarias: el mayor ahorro para tu capital

alta-rentabilidad-ingresos-periódicos

Las inversiones inmobiliarias o bienes raíces cada vez cogen más fuerza e impulso entre las prioridades de los distintos perfiles de inversores. Las inversiones clásicas en acciones y fondos se encuentran cada vez más en la cuerda floja. Para conocer las causas solo hace falta fijarse en la tasa de rentabilidad que prácticamente no generan beneficio, además de que es avasallada a impuestos. Este contexto ha propiciado que poco a poco ya no sean un reclamo y se estudien otro tipo ahorro.

En los últimos años el panorama financiero nos ha mostrado distintas soluciones para aquellos que sí están dispuestos a invertir, con la seguridad y la rapidez de tener una alta rentabilidad. La nueva tendencia que está acaparando el mercado es la inversión en bienes raíces. Este tipo de inversiones, que incluso en tiempos de crisis económicas, sostienen una alta rentabilidad.

¿Por qué invertir en bienes raíces?

En primer lugar, su valor aumenta con el paso del tiempo, es decir, a largo plazo, lo que nos generará una rentabilidad futura. Además, cabe la posibilidad de obtener una rentabilidad cortoplacista: el alquiler de dichos inmuebles: generando ingresos periódicos de renta fija. Es decir, en otras palabras, se trata de un «2×1» alta rentabilidad y tranquilidad financiera.

Así mismo, esta modalidad posee diferentes patrones que la inversión tradicional. Ya que la principal diferencia se encuentra en el volumen de la inversión. Por un lado, en la inversión inmobiliaria es necesaria una alta inyección inicial de capital, aunque también existen opciones para invertir en activos inmobiliarios desde capitales más limitados. Mientras que en las inversiones tradicionales no es necesario ese desembolso de capital.

Mejorar calidad de vida

Por lo que invertir en inmuebles también es sinónimo de ahorrar en vida. A menudo nos aquejamos de los malos momentos que atraviesa la economía o incluso las pensiones de jubilación que no cubren nuestras necesidades básicas. Por lo que este tipo de inversión ayudará a ahorrar en problemas y preocupaciones de su futuro.

El panorama fiscal es otro de los puntos fuertes de esta modalidad. Este tipo de patrimonios únicamente se gravan en la renta catastral (dentro de su propiedad) y se excluye su renta de alquiler. Lo que proporciona una estabilidad fiscal como valor diferencial.

En conclusión, la inversión inmobiliaria está acaparando el mercado y cada vez son más los que se lanzan a este tipo de operaciones. Alta rentabilidad, ingresos periódicos y estabilidad fiscal son los tres pilares en los que se sustenta este tipo de inversión.

Por último, si te interesa y quieres saber más sobre este tipo de inversiones puedes consultarnos a través de nuestra página web. Proyectos, distintos modelos de inversión, tipologías… Cualquier duda que tengas estaremos encantados de intentar resolvértela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare